¿Qué es un objeto BIM de calidad?

El término BIM comenzó a invadir el mundo de la construcción hace unos años.

En sus inicios, BIM era sinónimo de una biblioteca de representaciones 3D, y un objeto BIM era el modelado digital de un aparato de climatización, una ventana o un bloque de hormigón. Rápidamente, los datos entraron en juego haciendo de BIM un catalizador de información y de propiedades que ha transformado profundamente la forma de entender la construcción hoy en día. 



El objeto BIM es el vínculo entre todos los actores 

 

La promesa de BIM es que todos los actores trabajen juntos en un proyecto de construcción de manera centralizada. La primera cualidad de un objeto BIM es, por tanto, utilizar un lenguaje común para el arquitecto, el electricista, el estudio de ingeniería de instalaciones, etc. Contiene toda la información relativa a un producto de construcción, que luego se distribuye a toda la cadena de valor implicada en el modelo digital (el modelo 3D para el arquitecto, la información técnica para el estudio de ingeniería o la información eléctrica para el electricista).

Para que pueda ser leída por todos estos diferentes actores, las propiedades del objeto BIM deben estar estructuradas de forma estandarizada según formatos compatibles con el software de cada uno de los actores. Éste es el principal reto para los fabricantes y la condición para que sus objetos sean de calidad.



Interoperabilidad y adaptabilidad 


Desde su diseño hasta su puesta en funcionamiento, el comportamiento del objeto BIM debe adaptarse al nivel de desarrollo del modelo digital. Por ejemplo, una unidad de climatización estará representada simplemente por un simple cubo con un nivel básico de información al inicio del proyecto e irá gradualmente adquiriendo un nivel de información más elevado, incluyendo propiedades más complejas conforme pase el tiempo.


Ejemplo: Unidad exterior Hitachi representada en LOD 200 y en LOD 400



Del mismo modo, el objeto BIM debe ser capaz de responder a las especificidades de cada software, como la posibilidad de gestionar múltiples capas en el software REVIT.


¿Cómo evaluar el éxito de tu objeto BIM? Expórtalo en IFC para generar el modelo digital: si los datos permanecen estructurados y no sufren ninguna pérdida, lo habrás conseguido.


Entender BIM para tener éxito


Para los fabricantes, el reto es crear objetos BIM anticipándose al hecho de que una multitud de colaboradores socios potenciales tendrán que intervenir en ellos. Para lograrlo, los fabricantes deben empezar a entender qué es un objeto BIM. Deberán preguntar a sus clientes qué software utilizan para adoptar los estándares y los formatos adecuados.

 

Ya te habrás dado cuenta: la comprensión entre formatos y software no es una opción para que tus objetos BIM tengan éxito. Es una condición indispensable para que todos los actores involucrados en la cadena de valor de la construcción te identifiquen como un fabricante fiable.


Una de las particularidades de BIM&CO es la de haber identificado las tipologías de los objetos existentes, los softwares y las propiedades requeridas por estas aplicaciones. Una vez referenciadas, esta base de conocimientos se agrupa en un diccionario unificado gracias al cual cada propiedad puede ser nombrada de forma estandarizada y, por lo tanto, puede ser utilizada por cualquier software, en cualquier país. ¡Una buena manera de desactivar el efecto «Torre de Babel»!

face Raphaëlle Jerez-Grisel